Lima COP20 | CMP 10 / CK / El Mundo Avanza / El cambio climático es un problema importante para el desarrollo
20-01-2015 El Mundo Avanza

El cambio climático es un problema importante para el desarrollo

Climate Talks conversó con Lord Nicholas Stern, ex-Vice-Presidente y Economista del Banco Mundial y antiguo asesor económico en jefe del gobierno del Reino Unido, en torno a los impactos del cambio climático en el desarrollo y la importancia de nuestras acciones para el futuro.

El cambio climático es un importante problema para el desarrollo

Lord Stern mencionó que los riesgos asociados con el cambio climático ya se pueden ver en problemas con el agua, problemas de energía, problemas de desertificación, ciclones, huracanes, los cuales se están haciendo más intensos. “Pero tenemos que reconocer que lo que vemos ahora es muy pequeño con respecto a lo que arriesgamos. El incremento de la temperatura global promedio sigue siendo menor a 1 grado Celsius por encima de la segunda mitad del siglo XIX, que es el punto de comparación habitual. Podríamos tener alrededor de 4°C, si nos descarrilamos ahora.  Y aunque no lo sabemos con seguridad, alrededor de 4 significa que hay un riesgo de 5°C o 6°C”.

Una temperatura promedio 4 grados Celsius más alta que lo que experimentamos ahora es algo que nuestro planeta no ha experimentado por 20 o 30 millones de años, y podría transformar todas nuestras condiciones de vida. Lord Stern afirmó que “las razones por las que vivimos donde vivimos podrían cambiar por completo”. Esto tendría un impacto sobre cientos de millones, quizás miles de millones de personas que tendrán que mudarse a áreas más habitables y abandonar campos y ciudades que ya no serán habitables, lo que también llevará a intensos conflictos. Como suele ser el caso, los lugares más pobres y las personas más pobres serán golpeados primero y más fuertemente; sin embargo, todos serán afectados por esto. Nuestra sociedad tiene sólo 10,000 años, y la temperatura ha estado siempre en una banda estrecha de + o -1 grado en comparación con el inicio de la era industrial. “Tomó algunos miles de años calentarse desde la Edad del Hielo en que la temperatura era 4 o 5 grados más baja que ahora…. Y podríamos subir en 4 o 5 grados en solo cien años”!

Lord Stern enfatizó que mucha gente, instituciones y gobiernos no comprenden realmente la escala de esos riesgos en su medida cabal y planifican políticas de crecimiento económico sin considerar los desafíos que se enfrenta. “Si seguimos ignorando el cambio climático… “Cuando pensamos en el desarrollo nos arriesgamos a destruir todo lo que hemos hecho en los últimos 50 años con respecto a la reducción de la pobreza, quizás permanentemente o al menos por un tiempo muy largo”.

Lo que podemos hacer

En base a los informes del IPCC y a su propio trabajo de investigación, Lord Stern mencionó que tenemos que reducir mucho las emisiones y llegar a cero emisiones netas para el final de este siglo. Esto implicará hacer que las ciudades sean mucho más eficientes, más fáciles de manejar, menos congestionadas, menos contaminadas, manejando de mejor manera la agricultura y los pastizales, protegiendo nuestros bosques y construyendo sistemas de energía principalmente en base a la energía renovable.

“Hay muchas cosas que hacer en el camino. Tenemos que pensar en las redes y en el almacenamiento, así como en la gestión de los sistemas; en hacer nuestras ciudades mucho más compactas; en incrementar la productividad en la agricultura; hay muchas cosas que hacer”. Planear e implementar todos estos cambios al mismo tiempo no será tarea fácil; sin embargo, “no hacer nada es profundamente negligente, insensato”.

Mejor crecimiento mejor clima

La Comisión sobre la Economía y el Clima ha supervisado el Proyecto Nueva Economía del Clima. Presidida por el expresidente de México, Felipe Calderón, la Comisión comprende ex jefes de gobierno y ministros de finanzas, así como líderes en los campos de la economía, los negocios y las finanzas. Lord Stern, Vice-Presidente de la Comisión, dirigió el panel de Asesores Económicos y produjo el documento “Mejor Crecimiento, Mejor Clima, El Informe sobre la Nueva Economía del Clima”

“Tenemos la visión de largo plazo de dónde debemos ir en este siglo, cortar en 60% las emisiones entre ahora y el 2050 y bajar a cero para finales de siglo”, mencionó.

La Comisión es consciente de que lo que hagamos en los próximos quince años dará forma de manera fundamental a nuestro futuro.

“¿Por qué es tan importante cómo comenzar ahora? Porque la mayoría de las inversiones que van a ocurrir en los años venideros se harán en los mercados emergentes en los países en desarrollo. En unos quince años habrá otros mil millones de personas en las ciudades; para mediados del siglo probablemente el número de personas en las ciudades será casi el doble”.

El experto mencionó que en los próximos quince años, muchos lugares en el mundo estarán diseñando y construyendo nuevas ciudades y que la manera en que las ciudades decidan invertir en sus sistemas de energía será muy importante; esto definirá lo que podemos hacer en el resto del siglo. La manera en que invirtamos en las ciudades proyectará una sombra por siglos.

“Las ciudades, cómo se invierte en ellas y cómo se organizan proyectan una sombra por siglos. Muchos de los caminos romanos han dado forma a Londres y también al subterráneo de Londres. Atlanta tiene más o menos el mismo ingreso per capita y más o menos el mismo número de personas que Barcelona…y emite más de 10 veces más debido a que está tan extendida”.

“Es por eso que los próximos quince años son tan importantes, por la larga sombra que proyectan al futuro y por cuánto podemos descubrir. Si impulsamos mucho esas inversiones, vamos a aprender  y a descubrir de maneras realmente rápidas, tal como hemos hecho en las revoluciones industriales pasadas; de modo que tenemos que poner en marcha esto, porque tenemos que cambiar mucho para mediados y fin de siglo. Tenemos un fuerte camino por delante”.

El desarrollo sostenible en los países en desarrollo

“Existen muchos tipos diferentes de pequeños países. Algunos son estados pequeños y muy pobres. El África Sub-Sahariana tiene 48 o 49 Estados. Muchos de ellos tienen de 5 a 10 millones de personas. Singapur, en cambio, es un lugar muy pequeño, pero se ha hecho muy rico. Algunos tienen recursos naturales y otros no. Entonces hay que ser muy cuidadosos con las generalizaciones, pero lo que sí se puede decir es que siempre hay una manera de hacer de hacer más eficiente lo que se está haciendo”.

Señaló que cada país tiene un gran margenpara elevar los ingresos, ahorrar recursos y reducir emisiones, buscando la eficiencia en todo lo que hacen.

“… Entonces, como dije, la eficiencia de recursos, la fuerte inversión en las personas, y el trabajo para proteger marcadamente el uso de la tierra, así como incrementar la productividad en la agricultura, protegiendo y usando mucho mejor el bosque o la tierra en las ciudades y en los pueblos. (…) Hay tanto que hacer para hacerlos más eficientes, mucho más atractivos”.

Enfatizó que cada país tiene que verlo desde su propia posición… “pero creo que esos principios pueden ser muy útiles donde sea y que hay ejemplos bastante buenos ahora”.