Lima COP20 | CMP 10 / Sala de prensa / Noticias de la COP20 / Se habla del cambio climático y del Fondo Verde pero, ¿cómo se va a financiar todo esto?
29-08-2014 Noticias de la COP20

Se habla del cambio climático y del Fondo Verde pero, ¿cómo se va a financiar todo esto?

LCFW

A pesar de que en los últimos cinco años se viene desarrollando una “ola verde” en la inversión -una mirada climática con visión a largo plazo-, actualmente sólo el 5% de los recursos que existen en el espacio financiero están destinados a iniciativas verdes y de cambio climático, alerta Mirko Serkovic, miembro del Equipo de Negociaciones de la COP20.

El reto ahora es encontrar la forma de acceder a estos recursos financieros desde una perspectiva verde; y más importante aún, estudiar cómo podemos aprovecharlos y consolidar un cambio de perspectiva en el financiamiento.

Precisamente, Lima Climate Finance Week, un espacio de intercambio y discusión técnica, busca dar respuesta a todas estas cuestiones. Su objetivo es claro: cambiar la perspectiva de la inversión y hacer que los financiamientos sean bajos en carbono y se dirijan a la lucha contra el cambio climático. 

Por ello, las reuniones internacionales dentro de esta importante semana del financiamiento climático, que se llevan a cabo desde el 26 hasta el 29 de agosto en Lima, buscan estudiar cómo se está desarrollando esa tendencia en el mundo y cómo ciertos gobiernos, sectores privados e instituciones del sector privado están adaptándose.

El encuentro de Lima pretende crear un espacio para dialogar sobre las nuevas oportunidades en el ámbito del financiamiento climático con miras a una concreción de las mismas en los países en desarrollo, como el Perú. Luego de estas jornadas, se realizará una sesión informal para negociadores internacionales de financiamiento climático, para discutir cómo se podrían maximizar las oportunidades financieras para iniciativas de cambio climático hacia la Vigésima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, COP20.

1. ¿Por qué optar por una financiación verde?

¿Por qué apostaríamos por una financiación verde? ¿Es una moda pasajera o una necesidad real? Pongamos como ejemplo el caso del Perú. Nuestro país es uno de los 10 países megadiversos del mundo: posee el bosque amazónico más extenso después de Brasil, la cadena de montañas tropical de mayor superficie, el 71% de los glaciares tropicales y 27 de los 32 climas del mundo.

Sin embargo, el Perú no sólo es un país con recursos envidiables, también es un lugar donde la amenaza del cambio climático está a la orden del día. Los ejemplos sobran: en 30 años nuestra superficie glaciar ha retrocedido en un 40% y se estima que, entre 2020-2030 los glaciares por debajo de los cinco mil metros sobre el nivel del mar habrán desaparecido.

¿Te parece suficiente razón para actuar? En el caso peruano, el financiamiento verde “puede verse como una forma de posicionarse competitivamente y mejorar la calidad de vida y adaptación al cambio climático”, señala Jorge Gastelumendi consejero Senior de The Nature Conservancy.

El cambio climático no hace distinciones. Al final del día afecta a todos. Sin embargo, los que pueden responder a sus efectos son aquellos que cuentan con los recursos, no sólo financieros sino con el capital social. “La gente que más sufre los efectos del cambio climático es la más vulnerable”, nos recuerda Gastelumendi.

Es por ello que la inversión climática va más allá: ayuda a repensar cómo queremos el desarrollo. “Podemos pensar en un desarrollo económico consumista o balanceado, uno que sea integrador o que sea completamente desintegrado. Por ello el financiamiento verde es una oportunidad”, indica Jorge. La ventana de oportunidades está abierta.

2. Y ahora, ¿cómo se logra esto? : Los Fondos Verdes del Clima y el capital semilla

Una de las herramientas más relevantes para luchar contra el cambio climático en los países en desarrollo es el Fondo Verde, un mecanismo multilateral de financiamiento adopatado por la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) a finales de 2011. El  mecanismo partió con un total de 40 millones de dólares y espera alcanzar los 100.000 millones de dólares en 2020.

Para aquellos que no conocen los procedimientos financieros, el Fondo Verde del Clima funciona así: Primero el Fondo pide a los Estados que presenten su visión de país para los siguientes 15 o 20 años, por ejemplo en el tema de deforestación. Una vez que el país justifica cómo va a invertir esos recursos, el Fondo invita a crear una ingeniería financiera con el objetivo de lograr un capital semilla. Es decir, ayuda a buscar facilidades para traer capital adicional tanto privado como público y la garantía de terceros que puedan recudir el costo. Como resultado, este capital semilla atrae más capital.

Como Gastelumendi señala: “El Fondo Verde invita a soñar, a pensar en cómo hacer un cambio de paradigma en tu consumo, en la resiliencia al cambio climático”. Pero no sólo es eso. Jorge explica que este fondo es único frente a otras iniciativas: “A diferencia de fondos anteriores, busca incluir a todos los países en desarrollo y permite que diferentes entidades de los países accedan al mismo”.

3. Pero, ¿puede funcionar este mecanismo?, ¿qué expectativas hay?

La COP20 puede ser el espacio para que se genere un cambio real. Así, la importante conferencia climática que se realizará en la capital peruana “va a traer buenas noticias con respecto al fondo verde del clima”, anuncia el consejero de The Nature Conservancy.

Si se logra el objetivo de la capitalización de fondo inicial a finales del año, se podrá comenzar a pensar en conversaciones más constructivas con dos elementos importantes: cómo pensar en el acuerdo para el 2015 en adelante y qué visión deberá presentar para lograr movilizar el tema del financiamiento climático a futuro.

“Si la capitalización alcanza un nivel robusto, se podrá pensar el acuerdo global de manera distinta, no solamente como 190 países sentados a la mesa discutiendo cuánta plata va de uno a otro, sino como como conjunto pueden trabajar para poder insertar a otros actores a movilizar recursos hacia esta visión”, indica el especialista en ambiente. Precisamente allí está la clave: abrir el espacio a actores como el sector privado.

“Pienso en el fondo verde como el hijo o la hija rebelde de la convención. La convención siempre ha sido un espacio donde solamente se ha permitido participar y conversar de esos temas financieros al sector público, cuando en realidad para solucionar el tema climático se requiere de la inversión del sector privado. El fondo verde permite eso y ha abierto un espacio”, sentencia Gastelumendi.

4. ¿Hay alguna experiencia de éxito?

La idea suena bien pero, ¿puede funcionar? Justamente durante el segundo día de la Lima Climate Finance Week se presentaron experiencias sobre la captación de estos recursos internacionales y propios.

Said Mouline, director general de la Agencia de Desarrollo para Energías Eficientes de Marruecos, explicó como el país africano ha creado toda una institucionalidad para apoyar al sector de energías renovables. “Marruecos ha creado una agencia de energías renovables, una de eficiencia energética y una agencia o instituto que promueve la investigación de nuevas tecnologías”, señala Serkovic. El país norafricano no sólo cuenta con un Plan País y estrategias, sino que tiene las instituciones para implementar las medias.

Otro ejemplo relevante es el caso colombiano. Erica Niño, directora de Desarrollo Medioambiental Sostenible del Departamento de Planeamiento de Colombia, presentó los avances de su organismo en financiamiento climático.“Si queremos seguir avanzando con esta agenda de cambio climático es necesario enmarcar la agenda dentro de nuestras prioridades: pasar de un sistema de co-beneficios a uno de multi-beneficios para todos, que incluya la adaptación y al disminución de emisiones y que no se olvide de una clase media emergente. Por ello, necesitamos la incorporación de la ciudadanía y de la sociedad civil en estos debates”, afirmó la especialista colombiana.

La solución está en nuestras manos. ¿Apostaremos por el Financiamiento Verde?

Si quiere ver toda la programación del evento, hágalo aquí. Las fotos del evento están en nuestro Flickr.

Noticias Relacionadas