Lima COP20 | CMP 10 / Sala de prensa / Noticias de la COP20 / Día de los Océanos: Estados insulares y su última oportunidad para sobrevivir
04-12-2015 Noticias de la COP20

Día de los Océanos: Estados insulares y su última oportunidad para sobrevivir

02

Paris, 4 de diciembre de 2015-. Los océanos ocupan el 70% de la superficie terrestre y su papel en la vida humana es esencial. Estudios recientes del Global Carbon Budget señalan que, durante la última década, los océanos han absorbido casi tanto CO2 como todos los bosques del planeta juntos.

Sin embargo, las negociaciones climáticas no han prestado la atención necesaria a este ecosistema. La CMNUCC sólo hace referencia al papel de los océanos en la implementación de la Convención en su artículo 4. Además, la mayoría de las contribuciones nacionales que han presentado los países, a pesar de incluir estrategias de mitigación y adaptación, no hacen referencia a los enfoques basados en los ecosistemas marinos costeros.

 “No hemos tomado en consideración al océano, a pesar de que nos proporciona una respuesta clave al problema del cambio climático. La atención se ha puesto en el suelo, que sólo ocupa el 30% del área del planeta, absorbe aproximadamente el 10% del calor y recicla menos del 7% del CO2 atmosférico en 200 años”, alertó Achmad Poermono, jefe de Investigación y Desarrollo (I+D) dependiente del Ministerio de Asuntos Marinos y Pesca de Indonesia, durante el evento central del Día de los Océanos, que se llevó a cabo en el marco de la COP21.

La cita reunió hoy en París a líderes de alto nivel con el objetivo de reconocer el papel central de los océanos en la supervivencia del planeta y el bienestar económico, social y humano. “Este es el cuarto año en el que se celebra el Día de los Océanos en una COP. Ahora nos encontramos en un momento histórico. La atención en los océanos es más grande que nunca”, indicó Vladimir Ryabinin, Secretario Ejecutivo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental, de la UNESCO.

Ryabinin destacó que, como nunca antes había ocurrido, científicos marinos y una coalición de grupos de conservación han presentado un “frente común” para abogar por la inclusión de los océanos en la agenda de negociaciones climáticas.

“Los océanos pueden ayudar a lograr un acuerdo y encontrar soluciones para el clima. Sólo tenemos un océano y un clima en el que vivirán nuestros hijos. Debemos dejar un clima mejor para lograr un mundo mejor”, remarcó.

Los líderes debatieron sobre los problemas y oportunidades que se presentan en un año clave, con la aprobación de la Agenda de Addis Abeba, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y a las puertas de la adopción de un nuevo acuerdo climático.

“Debemos creer en el proceso. Veintitrés años atrás comenzamos con la Declaración de Rio sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo trabajando por los océanos sostenibles. Hemos avanzado mucho para situar la discusión sobre el océano en el alto lugar que le corresponde.  La única manera de mantener esta relevancia es integrando diferentes procesos. Uno de ellos es la necesidad de destacar el momento histórico en el que vivimos”, indicó el Ministro del Ambiente de Perú Manuel Pulgar-Vidal.

Estados insulares, Océanos y cambio climático

La amenaza del cambio climático ya es una realidad para los habitantes de los estados insulares. El nivel del océano Pacífico está aumentado a un ritmo preocupante: unas cuatro veces más rápido que el promedio mundial, dejando inutilizables las aguas subterráneas y las tierras de cultivo, y hundiendo poco a poco los hogares de sus habitantes.

Durante la Cumbre Climática de Nueva York del año pasado, la activista y poeta Kathy Jetnil-Kijiner de las Islas Marshall dio la voz de alarma sobre la situación en la que se encuentran archipiélagos como Tuvalu, Kiribati o las Maldivas. “Porque nos merecemos algo más que simplemente sobrevivir”, alertaba.

“Las islas son las menos responsables del cambio climático, pero a la vez las más vulnerables. Estamos tomando acción, pero debemos buscar una acción conjunta”, indicó Ronald Jean Jumeau, embajador para cambio climático y asuntos de los pequeños estados insulares en desarrollo para las Seychelles de la ONU.

Por su parte, Tommy E. Remengesau, Presidente de la República de Palau -un país insular compuesto por cerca de trescientas cuarenta islas en el mar de Filipinas-, indicó cómo su país sufre las consecuencias del calentamiento global. “Soy un pescador que se está tomando un tiempo como funcionario público. Nuestra economía, cultura y seguridad alimentaria dependen directamente de los océanos. Palau está en la primera línea del cambio climático”, alertó Remengesau.

03

Indonesia también sufre las consecuencias climáticas con el aumento del nivel del mar y de la temperatura de la superficie, que afecta a la vulnerabilidad de la costa, la degradación del ecosistema y que amenaza a las comunidades.

“Indonesia es un archipiélago, rodeado por dos océanos y dos continentes. Está mucho más afectado que otras zonas porque dos terceras partes de su territorio están compuestas de agua y océanos. Con un total de 17,504 islas y 95181 km de costas, 140 millones de habitantes en 297 distritos, la economía indonesia depende el océano y las costas. Sin embargo, se espera que para el 2050 un total de 42 millones de personas de comunidades costeras pierdan su hogar”, alertó Poermono.

La esperanza puesta en la COP21

El océano es muy extenso y presenta numerosos problemas. Lidiar con los océanos requiere “una variedad de conocimientos, recursos humanos y capacidades”, indicó Poermono.

Las esperanzas están puestas en las negociaciones climáticas. “Necesitamos un acuerdo fuerte en París que incluya una revisión de las contribuciones nacionales cada cinco años. Tenemos que trabajar todos juntos. Soy optimista de que en la COP21 lo vamos a lograr con éxito”, remarcó el Presidente de Palau.

¿Apostará el mundo por que los habitantes de los estados insulares tengan más opciones que estar condenados a dejar sus hogares para sobrevivir? 

 

01

 

Noticias Relacionadas