Lima COP20 | CMP 10 / Sala de prensa / COP20 en los Medios / Arranca con optimismo la cuenta regresiva para la COP21
10-09-2015 COP20 en los Medios

Arranca con optimismo la cuenta regresiva para la COP21

20411574124_ea985cdc09_k

Fuente: Español FRI

A 80 días del inicio de la cumbre internacional de internacional del clima, que se llevará a cabo en París a fin de año, el gobierno francés expresó sus ambiciones y desafíos para alcanzar un acuerdo para controlar el calentamiento global. El presidente francés promete la creación de una tasa europea a las transacciones financieras (TTF) para financiar la lucha contra el calentamiento global.

El próximo 30 de noviembre y hasta el 11 de diciembre, dirigentes de todo el mundo tiene cita en París para encontrar un acuerdo que limite el inquietante aumento de la temperatura en el planeta.

Para marcar la recta final hasta esta ambiciosa reunión, el presidente francés François Hollande reunió este jueves a los ministros más implicado en el encuentro, entre ellos al primer ministro Manuel Valls, la ministra de Ecología Ségolène Royal y, sobre todo, al canciller Laurent Fabius, quien presidirá la COP21.

“París debe marcar un punto de inflexión, porque será, si tenemos éxito –y es indispensable-, la primera vez que un acuerdo universal legalmente vinculante habrá sido adoptado para no superar los 2° de aumento de la temperatura ligada al efecto del gas invernadero”, sostuvo Fabius. “Al mismo tiempo, París no podrá resolver todas las cuestiones. Así que se necesitará crear en París mecanismo que con el paso del tiempo, permitan los temas que no han sido resueltos”, advirtió.

Por su parte, la negociadora francesa Laurence Tubiana expresó su optimismo, asegurando que la cita de diciembre será más exitosa que la de Copenhague de 2009.

“Los grandes países emergentes que no estaban decididos en Copenhague ahora lo están (…) y hay una inmensa movilización, de las colectividades locales, de las empresas”, aseguró.

Sin embargo, el gobierno francés prefiere mostrarse prudente. El “riesgo de un fracaso existe”, recordó Hollande, y advirtió que se necesita un nuevo impulso, sobre todo en cuanto a las contribuciones financieras destinadas a los países más pobres.

Para mostrar su buena voluntad en materia de ecología, Hollande prometió que Francia defenderá la puesta en marcha de una “tasa europea a las transacciones financieras (TTF)”, que financiaría en parte la lucha contra el calentamiento global.

“Francia será de nuevo pionera para que esta tasa esté lista cuando llegue el momento, es decir en el momento de la conferencia” de París, dijo el mandatario frente a 400 invitados, entre quienes se encontraban dirigentes, ONG, artistas o líderes religiosos.

Noticias Relacionadas