Lima COP20 | CMP 10 / General / Para que París sea un éxito, la COP20 en Lima debe ser un éxito
21-10-2014 General

Para que París sea un éxito, la COP20 en Lima debe ser un éxito

gas

Una de las metas principales de la Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP20), que se celebrará del 1 al 12 de diciembre en Lima, consiste en terminar el borrador del acuerdo climático mundial de reducción de gases de efecto invernadero para que sea firmado en su próxima edición de 2015: París COP21.

La comunidad internacional “no se puede permitir un fracaso” en (COP20), aseguró el asesor de cambio climático del Gobierno peruano para COP20, Jorge Gastelumendi, antes de asistir a una sesión de alto nivel sobre financiación y cambio climático que tuvo lugar en Washington, a inicios de octubre, en el marco de la asamblea anual conjunta del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La cumbre no tratará exclusivamente el tema de la mitigación de gases de efecto invernadero que afectan a “los esfuerzos de los países para reducir emisiones”, explicó Gastelumendi, sino también cuestiones como “la adaptación al cambio climático” y el “financiamiento” de la lucha contra ese problema. “Lima tiene que ser un paso esencial para poder llegar a un acuerdo en París: sin Lima no hay París, eso lo han comentado países desarrollados y en desarrollo” dijo el asesor, explicando que el nuevo acuerdo, que debe ser aprobado en la COP21 de París, apunta a sustituir al Protocolo de Kioto.

En la historia reciente de este proceso, la conferencia de las Naciones Unidas del Cambio Climático que se desarrolló en diciembre de 2012 en Doha aprobó la prórroga hasta 2020 del periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, que expiraba en 2012, aunque algunos países se desvincularon después de firmar. El problema principal radica en que los Estados comprometidos a reducir sus emisiones durante el segundo periodo de Kioto (Unión Europea, Australia y Noruega) generan poco más del 15 por ciento del total de emisiones contaminantes mundiales.

“Hay un entendimiento de que tiene que ser una carrera hacia la cima, más que una carrera hacia el abismo” expresó el asesor peruano, añadiendo que para la cumbre de Lima existe “una necesidad de definir cómo cada país va a ir avanzando en ese proceso de manera diferenciada. Ahí todavía hay trabajo por hacer”.

Con respecto a las ayudas a los países más pobres a adaptarse al cambio climático, explicó que “hay señales claras de que una gran cantidad de los recursos del Fondo Verde del Clima van a ser canalizados hacia la adaptación”. El Fondo Verde “va a manejar unos montos de miles de millones de dólares para los siguientes años”, anticipó el experto, quien se mostró confiado en que se forje en Lima “un acuerdo de borrador sólido” que contenga “las opciones posibles que puedan ser negociadas” en París.

Sin embargo, para llegar a esa meta hará falta tener certeza de que las contribuciones en mitigación van a ser suficientemente ambiciosas, pero, al mismo tiempo, aplicables a todos los países. Para lograrlo se requieren “señales políticas de antemano”, por eso el Gobierno peruano buscará “abrir espacios de diálogo” como “facilitador” entre todos los países para alcanzar un consenso que lime diferencias.

Perú es el tercer país de América Latina que organiza una edición de la Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, después de que México y Argentina acogieran esa cumbre en el pasado.

Noticias Relacionadas